Grosella. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más

La grosella es una planta frutal arbustiva, en la cual abarcan un rango importante de especies que pertenecen a la familia de grosulariácea, tienen el nombre científico de Ribes rubrum estas  especies de grosella se diferencian en el sabor tamaño y color de los frutos.

La grosella es una planta silvestre, han hecho cambios de percepción y han tomado importancia de cultivo, con interese para la medicina natural y para el arte culinario, sobre todo en postres.

Descripción ¿Qué es la grosella?

Grosella

Esta planta es una planta frutal arbustiva, en la cual abarcan un rango importante de especies que pertenecen a la familia de grosulariácea, es una planta originaria de Europa, con más volumen de presencia en el occidente del continente, tienen mayor relevancia.

Esta planta se caracteriza por ser una planta arbustiva caducifolia, pueden crecer dos metros de alto, su composición natural es más de extenderse que de crecer, tiene un siclo vital de 15 años, los lugares aptos para su desarrollo son bosques húmedos.

Esta planta toda los años en el invierno, se eliminan una carta parte de las ramificaciones, tomando las que ya estén más viejas, es considerada como una delicia una buena opción para refrescarse es haciendo un batido o jugó natural.

Origen de la grosella

La grosella es una planta originaria de Europa, con más volumen de presencia en el occidente del continente, tienen mayor relevancia y uso en países como Francia, Bélgica, Alemania, Holanda, Italia y España.

Las primeras plantas de grosella provocadas por el hombre fueron cultivadas en Bélgica y Francia con una fecha que data del siglo XVII en la actualidad se cultivan varias especies de grosella.

Han sido recolectadas de sus terrenos naturales siendo distribuidas por toda Europa, con extensión hasta algunas regiones de Asia estas descripciones están narradas en el libro “Orbis naturfuhrer” descrita por Carlos Linneo.

Características de la grosella

La grosella se caracteriza por ser una planta arbustiva caducifolia, pueden crecer dos metros de alto, su composición natural es más de extenderse que de crecer tienen un follaje formado por hojas de 5 lóbulos que se distribuyen en forma de espiral en las ramas.

 Las flores son de color verdoso amarillento, se agrupan en racimos péndulos os, cuando son polinizadas y fecundadas, desarrollan  unas bayas comestibles el fruto es la grosella, que también se conoce como zarzaparrilla.

Pueden haber de color rojo y negro mor aduzco los frutos son bastante pequeños miden 12 mm de diámetro, suelen aparecer en la planta en racimos con 10 bayas comestibles, con un sabor ácido que la definen.

Como cultivar la grosella

Una planta de grosella tiene un siclo vital de 15 años, los lugares aptos para su desarrollo son bosques húmedos y cuando se siembra un patrón de grosella lo más importante es el agua y la humedad se pueden trasplantar en cualquier ocasión del año.

Si el terreno está ubicado en lugares calurosos, se deben tener plantadas a semi sombra, en el caso contrario de que exista mucho frío se deben exponer para que capte la radiación solar antes de plantar se prepara la tierra haciendo hoyos.

Se le coloca una mezcla de sustrato universal con abono orgánico o en su defecto estiércol de ganado, este abono y compost deben haber pasado antes por un periodo de dos meses, para que tenga mejor resultado en las plantas.

El hoyo de plantación debe ser lo suficientemente profundo donde se cubran todas sus raíces y antes de sembrar se podrán los patrones, se cortan las ramas por encima de la segunda yema, es una manera de que la planta surja con más fuerza.

La multiplicación es responsabilidad de las plantas madres que van extendiendo sus raíces y hacen brotar nuevos ejemplares, para que esté proceso sea más frecuente, se debe remover la tierra ocasionalmente alrededor de la planta.

Cuidados de la grosella

Para la grosella lo más importante son las podas, todo los años en el invierno, se eliminan una carta parte de las ramificaciones, tomando las que ya estén más viejas, las que estén muy entrelazadas. Las podas son las que hacen de la grosella una planta productiva y vigorosa.

Lo que se necesita para esta planta es un suelo libre de maleza, con profundidad, necesita su riego, con mayor frecuencia en el verano y el abono más compatible para la grosella es el de gallinaza el abonado se hace en el inicio de la primavera.

Se remueve la tierra un poco, con atención de no dañar las raíces y luego el abono, seguido de un riego que comience a bajar los nutrientes  a las raíces la cosecha se hace recolectando los frutos que estén lo más oscuro posible, con cuidado de los que no han madurado.

Todos los frutos van madurando de forma irregular, es decir, maduran salteados y para una mejor conservación es mejor cortarlos con un poco de la ramilla en la que cuelgan.

Usos culinarios de la grosella

La grosella se puede comer frescas, es considerada como una delicia una buena opción para refrescarse es haciendo un batido o jugó natural endulzado se pueden hacer cócteles mezclados con otras frutas, también queda delicioso u yogurt con leche mezclado con estos frutos.

Son ideales para elaborar jaleas, dulces, mermeladas, tartas y pasteles, son mejores para recetas dulces porque poseen la llamada pectina también se puede hacer una especie de manjar o púdines.

Beneficios y propiedades

La grosella mejora positivamente el sistema digestivo en cualquier lugar, es bueno para combatir infecciones de orina actúa como regulador del sistema circulatorio, nervioso y muscular son buena elección para eliminar la ansiedad y ayuda a bajar de peso.

Ayuda a tratar complicaciones respiratorias juega un papel importante en la hidratación y salud de la piel, se ha comprobado que prevé algunos tipos de cáncer es un importante fruto para mejorar la salud de la vista.

En la grosella hay mayor contenido de vitamina C se combina con minerales como el hierro, el potasio, el calcio y la fibra tiene contenido de vitamina A, flavonoides y antocianina, contiene ácidos grasos esenciales.

Valor nutricional por cada 100 gramos

  • Hierro 1,30 MG
  • Proteínas 1,31 g
  • Calcio 46 MG
  • Fibra 6,78 g
  • Potasio 303 MG
  • Yodo 1 MG
  • Zinc 0,25 MG
  • Carbohidratos 6,11
  • Magnesio 17 MG
  • Sodio 1,70 mg
  • Vitamina A 13,50 ug
  • Vitamina B1 o,o5 MG
  • Vitamina B2 0,04 MG
  • Vitamina B3 0,49 MG
  • Vitamina B5 0,40 MG
  • Vitamina B6 0,08 MG
  • Vitamina B7 2,40 ug
  • Vitamina B9 8,80 ug
  • Vitamina E 1,88 MG
  • Vitamina K 30 ug
  • Fósforo 40 MG
  • Calorías 45,18 kcal
  • Grasa 0,22 g
  • Azúcar 6,11 g

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *