Capulí. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más.

El capulí es una planta arbórea, la cual es parte de la familia de estas rosáceas conocida con el nombre común de cerezo criollo o cerezo del negro que es americano responde al nombre científico de prunus seronita.

El capulí es una plantación frutal la cual puede vivir alrededor de 80 años, son plantas las cuales se extienden de modo silvestre en serranías americanas, con esta capacidad de expandirse, llega al punto de ser catalogada como invasora.

Índice

    Descripción ¿Qué es el capulí?

    Capulí

    Esta planta la cual es parte de la familia de estas rosáceas conocida con el nombre común de cerezo criollo o cerezo del negro que es americano, se distribuye por toda Centroamérica hasta la cordillera andina la cual se encuentran en muchas zonas montañosas del país de México.

    Esta planta es un pequeño árbol o arbusto caducifolio, con unos 15 metros de altura y tiene un follaje de hojas cortas pecioladas, no tolera estar bajo sombra, necesita estar ubicado en espacios abiertos.

    Origen del capulí

    El capulí es un árbol originario de Norteamérica, se distribuye por toda Centroamérica hasta la cordillera andina y se encuentran en las zonas montañosas de México, en sitios como Guanajuato, Jalisco y Chiapas.

    Está distribuida en otros estados de México como chihuahua, Coahuila. Llega su distribución más al norte en Ontario Canadá y en el siglo XVII fue introducida en Europa y se expandió por todo el continente, en Europa se confunden con el cerezo liso.

    Su diferencia está en la forma de las hojas en países como Italia, Alemania y Francia pues se les conoce como cerezo tardío, por esta característica ya que las flores aparecen a unos días después de sus hojas.

    Características del capulí

    El capulí es un pequeño árbol o arbusto caducifolio, con unos 15 metros de altura y tiene un follaje de hojas cortas pecioladas, simples, alternas y con el margen aserrado, posee este árbol una corteza casi lisa color grisáceo.

    También tienen una floración que se muestran en racimos de numerosas florecitas, de color blanco, estas flores son hermafroditas y el fruto de capulí es una drupa globosa de apenas un centímetro de diámetro.

    En su punto de madurez se vuelven de color negro rojizo, contiene solo una semilla, está ubicada en el interior de un hueso leñoso, comúnmente llamamos almendra y el fruto es de sabor agridulce y la almendra es muy amarga.

    Como cultivar el capulí

    El capulí se cultiva en lugares donde halla inclinación de terreno y suele estar rodeado de otros cultivos, habita en lugares fríos y templados de México, pueden verse a 2600 metros sobre el nivel del mar.

    Su prosperidad depende de la ubicación en un tipo de suelo pedregoso, con buena profundidad y con riqueza en descomposición orgánica y el capulí no tolera estar bajo sombra, necesita estar ubicado en espacios abiertos donde reciba la luz del sol.

    Suele retomar muy bien después de un incendio o de la tala a gran escala es como se dice renace de las cenizas.

    Cuidados del capulí

    El cultivo de capulí no tiene mucha exigencia en las atenciones requeridas, es una planta con mucha vitalidad, duración y resistencia buena y sin embargo hay que tomar nota de las indicaciones necesarias.

    La fertilización orgánica al menos dos veces al año, el riego si hay periodos largos de sequía, también hay que estar pendientes de algunos animales que buscan alimentarse de sus frutos hay que controlar su expansión, ya que puede volverse un matorral invasivo.

    Como cultivar el capulí

    En la obtención de los beneficios de este capulí, se realiza la recolección del cogollo, y de igual forma estas hojas, con ramas lo mismo el consumo de esta fruta, por este nivel nutricional donde estas hojas y también cogollos sirven de modo de calmar dolores estomacales y cólicos, también sirve para dolores de la artritis o el reumatismo.

    Es un fruto efectivo para eliminar la gripe, alivia la tos con flema y actúa como expectorante, se puede elaborar un jarabe espeso, hecho de modo casero para tratar estos malestares ideal en casos de bronquitis y falta de oxígeno, abre las vías respiratorias obstaculizadas por la flema.

    En las hojas se encuentran aceites esenciales, grasa, resina, tanino, amigdalina y sales minerales en la corteza se encuentran contenidos de almidón, ácido gálico, grasa, potasio, hierro.

    La corteza, semillas y hojas cuando entran en contacto con el agua, liberan ácido cianhídrico o cianuro de hidrógeno y se recomienda no ingerir aguas de hojas de capulí, tampoco hacerlo por largos periodos.

    Puede ocasionar efectos secundarios, los usos medicinales en esta planta deben usarse con mucho cuidado y con recomendaciones de expertos.

    Usos culinarios del capulí

    El fruto que se deriva del árbol de capulí, es comestible y puede comerse crudo o cocidos y se pueden preparar variadas recetas dulces como: mermeladas, conservas y dulce en almíbar en los tamales mexicanos se usan para colocarlos en el relleno.

    Se le quita la cáscara y esta semilla, se puede combinar con cosas a base de leche, y con canela además  vainilla como un postre y existen también licores fermentados a base de este cerezo, el cual se recolecta en el árbol de capulí.

    Datos extras del capulí

    El capulí tiene unas semillas que contiene 38% de un tipo de aceite semi hidratado, amarillo, se utiliza en toda la fabricación de los jabones y además pinturas sus flores son muy  visitadas frecuentemente por las abejas polinizadoras y otros insectos.

    El capulí tiene una madera dura, fuerte y que perdura mucho tiempo, se utiliza en la carpintería general, en la fabricación de muebles, que son para interiores y la realización de gabinetes.

    Sus raíces que son viejas se utilizan para fabricar las pipitas para fumar tabaco, también figurines y algunos objetos los cuales se hacen manualmente, lo cual también conocemos como tallado.

    Contenido de propiedades en el capulí.

    Dentro del capulí se pueden encontrar la proteína, las grasas, la fibra minerales como el calcio, fósforo, hierro, caroteno, tiamina, reboflavina, niacina y ácido ascórbico.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up