Chardón: Descripción, Origen, Características y Cultivo

Si te gustan los arbustos cuyos frutos crecen en pequeños racimos y tienen un sabor deliciosamente agridulce, entonces el chardón es para ti. Quédate a conocer todo sobre esta bondadosa planta.

En esta oportunidad traemos para ti el chardón, para que conozcas cómo puedes reconocerla, cómo puedes cultivarla, para que te enteres de dónde es originaria, cuáles son sus propiedades y mucho más.

Índice

Chardón: descripciónchardón-arbusto

El chardón, tal como te dijimos en la introducción, es un arbusto de tipo perenne que da unas frutas que, si te das cuenta, se encuentran amontonadas para crear una súper-fruta deliciosa.

El nombre científico del chardón es el de Rubus idaeus, la cual pertenece a la familia de las rosoideae. Así mismo, deviene del género de los rubus.

Etimología

Como habrás visto, el chardón tiene su propio nombre científico, que al mismo tiempo es la denominación de la especie de la que proviene.

De manera que el origen etimológico de su denominación como Rubus idaeus es el siguiente:

  • Rubus: proviene del latín, y hace referencia a los frutos de la “zarza” y del “frambueso”, así como otros diferentes arbustos que son espinosos.
  • Idaeus: es el epíteto del idioma latino que hace referencia al “monte ida”.

Sinonimia

Puedes conocer al chardón por sus otros nombres vernáculos, los cuales te presentamos a continuación para que sepas de qué otras maneras puedes denominarlo.

  • Frambueso es uno de ellos.
  • Sangüeso es una de sus denominaciones más chistosas.
  • Churdón.
  • Chardonera.
  • Zarza sin espinas.
  • Frambuesa.
  • Moras terrestres.
  • Yrdús.
  • Y muchas otras más.

Origen del chardón

Tal como lo viste en la etimología de su nombre científico, el chardón es una planta procedente del Monte de Ida, ubicado en Grecia, que posteriormente se extendió por toda Europa.

Teniendo entonces un alcance tal que se popularizo en Italia, luego en los Países bajos, en Inglaterra la consumen como todo un manjar, y en Estados Unidos la producen comercialmente con bastante frecuencia.

Características del chardón

polidrupa-chardón

Arbusto

  • Es un arbusto de hojas perennes.
  • Alcanza entre 5 y 2.5 metros de alto.
  • Es frecuente encontrarlo creciendo en bosques y/o prados.
  • Presenta un tallo que crece en la parte subterránea de la tierra.
  • El tallo es corto y anualmente expone ramas vástagos.
  • El chardón crece y se desarrolla durante el primer año, y durante el segundo año es que comienza a florecer, y al tercero empieza a dar sus frutos.
  • Luego del segundo año muere y emergen nuevas ramas vástagos.
También deberías leer:  Piñón. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más

Fruto

  • Su fruto es una “polidrupa”, es decir, está compuesto de otras drupas pequeñas más que conforman un solo fruto.
  • El chardón da sus frutos durante los últimos días de verano y a principios de los días otoñales.
  • El fruto se asemeja mucho a la zarzamora. La diferencia radica en que ésta es más chica y más blanda.
  • Así mismo, el fruto de chardón se encuentra deprimido y tiene una textura rugosa.
  • La pulpa se caracteriza por ser bastante aromática.
  • Porta un delicioso sabor agrio y dulce al mismo tiempo.
  • Posterior a su recolección comenzará a perder sabor y potencia.
  • Es un fruto muy delicado, de modo que al momento de recolectarlo tienes que tener mucho cuidado cuando los estés arrancando.
  • Por lo que resultan bastante perecederas.

Hojas

  • Las hojas de este arbusto son pinnadas y compuestas.
  • Tienen pelitos estrellados o pueden ser también simples.
  • Las hojas son de diferentes tamaños y de diferentes formas también.
  • En su mayoría son ovaladas, alargadas, con bordes aserrados.

Flores

  • Las flores tienen forma cilíndrica.
  • Son escasas.
  • Se caracterizan por ser de pequeño tamaño.
  • Portan un hermoso color blanco con una tonalidad verdosa, o también las puedes encontrar medio rosadas.
  • Emergen de un pedúnculo largo y que si observas bien, presenta múltiples espinas.
  • Presenta 5 pétalos.
  • Tiene un cáliz acompañado de 5 sépalos largos que son persistentes.

¿Cómo se cultiva el arbusto de chardón?

flores-de-arbusto-de-chardón

Clima y temperatura

  • El chardón es un arbusto que resiste muy bien a las temperaturas bajas del invierno.
  • También es capaz de soportar climas muy calurosos.
  • De modo que los climas más apropiados para su desarrollo son los inviernos no excesivos, y los veranos con climas congruentemente frescos.
  • Si lo colocas en una zona muy cálida, tu chardón crecerá sin problema, pero sus frutos terminarán siendo de baja calidad.
  • Ten en cuenta que éste es un arbusto que necesita de lluvias para poder desarrollarse.

Suelo

  • Procúrale a tu chardón un suelo que sea suelto y que no se compacte.
  • Ello debido a que sus raíces no soportan los encharcamientos acuosos.
  • Así mismo, ten en cuenta que tu suelo sea rico en materia de tipo orgánica.
  • Un suelo profundo es el ideal y el más benéfico para el desarrollo de tu planta.
  • Evita a toda costa los suelos arcillosos y los suelos que sean demasiado sueltos.

Abono

  • Abona la tierra de tu chardón con abono orgánico.
  • Los más indicados son aquellos que sean de estiércol de chivo, de tipo bovino, o de gallinas.
  • También puedes aplicar abonos minerales, tales como nitrógeno y potasio.
También deberías leer:  Zapotillo. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más

Soporte

  • Para que tu chardón pueda crecer exitosamente es necesario que le procures un cierto tipo de soporte.
  • Ello con la finalidad de evitar que los tallos se curven, caigan, y posteriormente mueran.
  • Puedes implementar espalderas, usar poster, alambres, palos de madera para cada una de las plantas.

Poda

  • Te aconsejamos podar tu arbusto de chardón siguiendo los siguientes tips:
  1. Eliminando las ramas que ya te han dado frutos.
  2. Aclareando la nueva vegetación por medio de la eliminación de aquellos rebrotes que hayan resultado muy débiles o muy numerosos.
  3. Rebajando los rebrotes que hayan surgido con la finalidad de dar nuevas cosechas.

Riego

  • El arbusto de chardón se caracteriza por transpirar y evaporar con rapidez el agua que pueda tener.
  • De manera que amerita de que lo riegues ligeramente por medio del uso de aspersores, sobre todo durante el verano.
  • Tampoco abuses de la frecuencia del riego y de la cantidad de agua aplicada.
  • No dejes que tu arbusto se seque ya que sino podría morir.

Plagas y enfermedades

  • Las plagas que tu chardón pudiese presentar son las siguientes: pulgones, agallas en los tallos, descortezamiento de tu tallo, ataque de las flores.
  • Así mismo como gusanos que se posan en los frutos.
  • Y por otra parte, las enfermedades a las que tienes que estar pendiente son estas: chancro en el tallo, cuidado del roya, del verticilosis.
  • También de la podredumbre de tus frutos y del chancro en tus raíces.

Cosecha del chardón

  • La recolección de tus frutos has de realizarlos cuando estén bien madurados, que es el momento en el que han perdido parte de su acidez fuerte.
  • Te darás cuenta porque tus frutos de chardón estarán brillantes.
  • La pulpa estará entre blanda y firme.
  • Si notas que está muy blanda, puedes desecharla o emplearla para preparaciones culinarias donde se amerite este tipo de estado del fruto.
  • Sabrás que es el momento correcto de recolectar porque tu fruto se desprenderá con facilidad del receptáculo.
  • Recuerda siempre que tu arbusto de chardón comenzará a darte frutos a partir de su tercer año de plantación, así que tienes que tener paciencia.

Multiplicación

  • Puedes multiplicar tu chardón por medio de tres métodos: por renuevos que aparecen en el año, por acodos o por semillas.
  • Igualmente puedes optar la opción de la división de alguna mata en su estado de caducidad.

Valores nutricionales

El chardón como arbusto te ofrecerá muchos frutos deliciosos y dulces, los cuales contienen dentro de sí múltiples bondades nutricionales que no te puedes perder.

También deberías leer:  Nogal Pecanero. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más

Queremos que estés al tanto acerca de cuáles son dichos nutrientes, de manera que te los enlistamos.

  • Energía.
  • Carbohidratos.
  • Fibra.
  • Grasas.
  • Azúcares.
  • Proteínas.
  • Agua.
  • Vitaminas: B1, B2, B3, B6, C, E, K.
  • Minerales: hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc.

Propiedades y beneficios del chardón

Además de los nutrientes mencionados más arriba, las frutas del chardón contienen un ácido llamado elágico, la cual es una sustancia considerada muy beneficiosa.

El ácido elágico es contemplado como una posible alternativa para la quimio-prevención de algunos tipos particulares de cáncer.

Además, el chardón tiene en su interior grandes cantidades de antocianina, la cual es aplicada contra los llamados radicales que se encuentran libres de oxígenos.

Dichos radicales sin oxígeno son los causantes de la degeneración progresiva de las celular y de los órganos que se encuentran dentro de los mamíferos.

Esta antocianiana es estudiada y considerada también, en conjunto con el ácido elágico, como un elemento fuerte para el combate contra la degeneración de los órganos y de ciertas tipologías de cáncer.

Así mismo, tiene propiedades muy buenas para combatir resfriados, propiedades antioxidantes, y es una fuente de energía natural y totalmente sabrosa.

Igualmente te recomendamos a que lleves una previa consulta con tu médico de cabecera acerca del uso y la forma de ingesta que puedes hacer con el fruto del chardón para mejorar tu salud.

¿Cómo me puedo comer los frutos del chardón?

Como habrás visto, los frutos del chardón, a pesar de que son muy deliciosos y de que portan un sabor agrio y dulce inigualable, resultan unas frutas muy perecederas.

Pero ello no es impedimento para que las puedas consumir. De hecho, la mejor forma en que las puedes comer es cuando están recién recolectadas, que es cuando están más frescas.

Igualmente, si eres de los que prefieres tomarse un tiempo antes de comerlas inmediatamente, puedes muy bien congelar tus frutos de chardón en el refrigerador fácilmente.

Así, te las puedes comer congeladas, hacer mermeladas con ellas, jaleas, batidos, jugos, compotas, dulces y todo tipo de postres para reposterías, incluso salsas saladas, dulces o agridulces.

En este post te contamos a detalle cómo puedes hacer para cultivar tu propio arbusto de chardón de manera que puedas disfrutar de sus deliciosos frutos con sabor inigualable.

Te invitamos a que te animes a probar el chardón y a sacarle el mayor de los provechos a un arbusto tan benéfico como este. No esperes más y toma para ti todos los beneficios de esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up