El Higo: Origen, Cultivo, Variedades, Cuidados Y Curiosidades

Proveniente de la higuera, el higo es considerado una fruta deliciosa que aporta bondades y beneficios, cuyo interior se compone de sus semillas y pulpa jugosa. Así al morderse se obtiene una porción suculenta y carnosa de la fruta.

Mucho es atribuido a esta fruta: la preferida de cocineros mundialmente, resalta mucho en la cocina griega, contemplada como la fruta de los filósofos, también llamada Ficus Carica, árbol nombrado en la Biblia, o sostenida en Roma como un árbol sagrado.

Índice

Origen del higo: una fruta asiática y mediterránea

higo-humedo

Este fruto pertenece a las plantas de género Ficus, las cuales provienen de la familia de la Moraceae (para su mayor reconocimiento, de las moras), lo mismo a decir que de esta familia provienen los higos que todos conocemos (Ficus Carica).

El origen del higo se ubica geográficamente al norte de Asia, extendiéndose luego a otras zonas de países del mismo continente como lo fue desde Turquía asiática, hasta llegar al norte de la India.

De esta manera el higo se ha caracterizado por el crecimiento de su llamada plántula natural que fue propicia en tierras cálidas, como en los países del mediterráneo, zona por la que el fruto se distribuiría rápidamente luego de haberse extendido por toda Asia.

Descripción y características del higo: la higuera

higo-fresco

La fruta del higo se recoge de la higuera cuyo árbol es de baja altura, midiendo apenas de 3 a 10 metros. Y como este árbol se puede encontrar alrededor de 2500 especies más distribuidas entre 4 grandes variedades de la planta (más detalles adelante).

Las características que se pueden ver a simple vista y que son las más resaltantes de la higuera son sus grandes y llamativas hojas de entre 12 y 25 cm de largo y de 10 a 18 cm de ancho, con abundantes lóbulos en cada hoja, pudiendo contener 3 o 5 cada una.

El tronco del árbol es de color gris. El crecimiento de su flor sucede dentro de la estructura hueca nombrada siconio, que es lo mismo a decir que se encuentra ubicado dentro del higo en conjunto con sus semillas.

Es por esta misma razón que recibe el alias de fruto falso, precisamente por el crecimiento de las flores y las semillas dentro del higo. Así, específicamente el fruto del higo consiste entonces del siconio mencionado arriba.

El higo suele alcanza una altura que oscila entre los 6 o 7 cm, con un diámetro que puede variar de 4,5 a 5,5 cm, dependiendo de la cosecha. Si bien estas medidas y el color de la suave superficie que lo recubre pueden variar dependiendo del tipo de siconio. La pulpa contiene altos niveles protéicos y energéticos.

Estas son frutas estacionales. Pueden encontrarse con mayor facilidad durante las épocas calurosas a partir de agosto y septiembre en el hemisferio norte. Por el contrario se ubican mejor en el hemisferio sur a partir de los meses de febrero y de marzo.

Tipos y diversidades de higos e higueras

higuera

Como se dijo en un principio del artículo, son más de dos mil las especies de higo que existen en el mundo, y para aquellos que gustan de la siembra de higueras, hay otros tantos tipos no aptos para utilizarse en la jardinería casera.

Igualmente, es posible hacer breve exposición de las diversidades de higos partiendo por su división en cuatro tipos, tomando en cuenta las especificaciones de cultivo y la polinización de cada uno.

  • Persistente (higo común): Tiene flores individuales. Los higos crecen sin necesitad de ser fertilizadas ni polinizadas, puesto que el higo se poliniza por la acción de avispas propias que provienen de las flores macho del árbol Cabrahigo.
  • Cabrahigo: Esta higuera se caracteriza por ser la más primitiva ya que sus frutos no pueden ingerirse, aunque si se cultivan ya que posibilitan la llegada de avispas Blastophaga psenes que ayudan que ayudan a polinizar otras higueras.
  • Esmirna (Smyrna): Las frutas de esta higuera no se dan sin que las flores hembra (que son todas) pasen por el proceso de polinización con la ayuda del polen que es trasladado de las flores macho de la Cabrahigo, por acción de las avispas Blastophaga psenes.
  • Intermedio (San Pedro): Su colecta es la llamada Breva. Se diferencia de la higuera común porque da un primer cultivo que no amerita ser polinizada ni fertilizada. Luego un segundo cultivo donde si amerita ser polinizada de la flor macho, tal como sucede con la Esmirna.

Tipos de higos para cultivar en jardines caseros

breva

Existen otros tipos distintos de este grupo, presentando una división en cuatro grandes tipos más, que se dan y crecen bastante bien en jardines caseros. A continuación se presentan:

  • Celeste: higos de color marrón o púrpura cuyo tamaño va desde pequeños a medianos. Crecen en árboles grandes, y producen un tipo de higo que madura mucho más rápido en comparación con los otros tipos de higos.
  • Higos del alma: Estos higos crecen y se maduran al final de la temporada. Ello convierte a la higuera en una planta más duradera cuyos frutos también tienen una duración mayor.
  • Pavo marrón: Sus frutos tienen un tamaño grande y un exquisito sabor distintivo, además que son higos particularmente muy carnosos, cuyo interior contiene muy pocas semillas en comparación con los otros tipos de higo.
  • Púrpura Genca: También conocida como Génova negra o Negro Español, es otro de los tipos de higo cuyo tamaño es grande. Poseen un color púrpura oscuro acompañado de una carne bastante jugosa, dulce, con una pulpa de color roja.

¿Cómo cultivar y cuidar una planta de higo adecuadamente?

fius-carica

Para el cultivo:

 

  1. Planta tu higuera al aire libre en una maceta con base y astillas para mejorar el drenaje, a principios de primavera o finales de otoño.
  2. Riega con moderación. En invierno mueva la planta hacia el interior.
  3. Coloca la planta distanciada a edificaciones u otros árboles. Tenga en cuenta que ponen raíces profundas.
  4. Al momento de trasplantar del macetero al suelo: elimina raíces circulares; cava un hueco hondo para el crecimiento de las raíces; forma un montículo de tierra sobre el hueco y coloque el árbol; separa las raíces; planta más profundamente que en el macetero.

Para cuidar bien de su higuera recomendamos:

  • Riega constantemente en pocas cantidades, manteniendo el suelo humedecido.
  • Si tu higuera no crece puede recurrir a agregar fertilizante para estimuarla. Opta también por fertilizantes naturales y orgánicos.
  • No necesitan de podado constante. Procura cortar ciertas hojas esporádicamente.
  • Abona con estiércol y compost preferiblemente.
  • Su crecimiento es propicio en todo tipo de suelos, lo importante es que siempre le procure buen drenaje a la planta.
  • Al momento de cosechar: selecciona únicamente los higos maduros, con color en su exterior y que estén ligeramente suaves, utilizando guantes para proteger sus manos. Una vez cosechados refrigere o congélelos para una mayor duración.

Los higos son plantas sorprendentes que crecen y se desarrollan desde el interior de la fruta. Son bondadosas y sabrosas con un sinfín de beneficios medicinales que van desde la disminución de presión arterial, hasta el refuerzo de la densidad ósea y tratamiento de heridas cutáneas.

Te instamos a aprovechar todas las bondades y beneficios que el higo te ofrece, consumiéndolo en té, picada, en jugos, como usted prefiera. Y si desea cultivar una higuera, utilice la información aquí presentada y disfrute su cosecha.

También deberías leer:  Almecino. Origen, Descripción, Variedades, Usos, Cuidados Y Más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up