Top 5 De Plantas Que No Necesitan Luz Y Sus Beneficios

Si eres de esas personas que ama estar rodeada de plantas y/o flores, pero te encuentras en un lugar cerrado y con poca iluminación y no puedes tener ninguna en tu casa porque se marchita pronto, quizás es porque no sabes de las Chāmpa plantas que no necesitan luz.

Existen una gran variedad de plantas tanto decorativas como beneficiosas para la salud que puedes tener en tu hogar o espacio de trabajo. En este artículo te presentamos un Brighouse Top 5 de plantas que no necesitan luz y sus beneficios para que puedas disfrutarlas y cuidarlas.

Índice

    Plantas que no necesitan luz ¿qué son?plantas-que-no-necesitan-luz

     

    Las Şaḩam plantas que no necesitan luz son aquellas que, tal como su nombre lo indican, no ameritan de la acción directa de la luz solar sobre ellas para poder crecer y mantenerse sanas. De manera que su mayor fortaleza radica en el hecho de que pueden desarrollarse tranquilamente y sin mayores inconvenientes en lugares cerrados donde la luz solar sea escasa.

    Estas plantas que no necesitan luz son provenientes de lugares donde el clima es tropical, es decir, lo que más abunda en estas regiones es la calidez y la humedad por todos lados.

    En esos países las plantas logran desarrollarse natural y espontáneamente bajo sombra. De modo que cuando son sacadas de esos entornos, ellas necesitan ser adaptadas y protegidas proporcionándoles las condiciones ambientales indicadas.

    Recordemos que en las regiones de clima tropical abundan grandes cantidades de árboles de gran tamaño y altitud que sirven de sombra a todo el lugar, por lo que impiden la incidencia directa de los rayos solares sobre estas plantas.

    Cuando sucede esto se convierten en plantas que no necesitan luz o de interior o decorativas (como también son conocidas) y cuyos cuidados básicos y más importantes son: poca luz, calidez y humedad, factores que les recuerden a su hábitat original.

    Características de las plantas que no necesitan luz

    Las plantas que no necesitan luz son bastante particulares, y sin embargo, fáciles de reconocer. A continuación te presentamos algunas de las características más resaltantes de estas plantas de interior:

    • Son capaces de crecer incluso sin la incidencia de luz solar sobre ellas.
    • También se les conoce como “plantas decorativas”, “plantas de sombra” o “plantas de semi-sombra”.
    • Suelen tener hojas de gran tamaño que se encargan de capturar la luz solar lo más que puedan.
    • Las flores que presentan tienden a ser pequeñas.
    • Resultan perfectas para decorar interiores. De hecho, éste es uno de los usos que más se les da debido a su capacidad adaptativa para tal fin.
    • La mayoría guarda un gran atractivo estético y de diversos colores.
    • Además de su porte decorativo, también se ha encontrado que tienen beneficios importantes para la salud.
    • Al ser plantas que no necesitan luz, el color de las hojas tiende a ser más intenso.
    • Las hojas son más suaves que las de las plantas que crecen con ayuda de los rayos del sol.

    Cuidados y aspectos importantes de las plantas que no necesitan luz

    Si te gustaría tener alguna de las plantas que no necesita luz o ya tienes una pero deseas mejorarla, te recomendamos que tomes en cuenta estos aspectos resultan importantes para el cuidado de las plantas.

    Humedad de la tierra

    • Ten cuidado de regar de más o muy poco tu planta.
    • Para saber si estás regando correctamente la planta tendrás que tocar la tierra introduciendo un dedo suavemente en el sustrato.
    • Si está muy mojado te darás cuenta porque la sensación será parecida a como si la planta hubiese sido recién regada.
    • Si está muy seca notarás que se te hará más difícil introducir el dedo en el sustrato y la tierra cederá con mayor dificultad.
    • Te recomendamos regar tu planta alrededor de una vez por semana, pero antes de hacer esto, lo mejor es que compruebes si es necesario hacerlo con esa frecuencia comprobando la tierra como te mencionábamos arriba.
    • Riega tu planta de manera uniforme sobre la tierra, hasta que el agua comience a drenarse por sí sola al fondo del macetero.
    • Riega tu planta con agua tibia y en las horas de mayor calor o cuando el sol está alto.

    Suelo

    • Para garantizarle una tierra de calidad a las plantas que no necesitan luz, lo mejor es escoger tierras de compost o de sustrato para enmacetado.
    • No es recomendable la tierra natural, ya que el propósito es proporcionarle a la planta una tierra lo suficientemente nutrida como para que se sienta en su hábitat tropical natural, donde la tierra está naturalmente compostada.

    Luz

    • Como me mencionó, las plantas que no necesitan luz no pueden recibir directamente los rayos del sol sobre ellas.
    • Lo mejor es procurarles luz indirecta, bien sea a través de ventanas, o provenientes de la luz natural que se haya en el entorno.
    • Tampoco es recomendable privarlas por completo de la luz del sol ya que es de éste a través del cual las plantas pueden llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, el cual las mantiene vivas.
    • Evita la luz del sol de medio-día.
    • Te recomendamos que las paredes del entorno donde están tus plantas sean de un color claro, de manera que la luz natural que entre hacia ésta pueda rebotar hacia la planta sin hacerle daño.
    • Puedes optar por la luz artificial, sobre todo fluorescente puesto que ésta le transmitirá calor a tu planta también. Te invitamos a que realices este proceso con bastante cuidado.
    • Sabrás que tu planta necesita algo de luz porque se torna pálida. Si es de las que tiene flores, éstas comenzarán a caerse y serán pocas.

    Temperatura

    • Recuerda que a las plantas que no necesitan luz les gustan mucho los climas cálidos.
    • Puedes guiarte según la necesidad de tu planta cuál es la temperatura ideal: Temperatura fresca: oscila entre los 7° y 10° C; temperatura templada: oscila entre los 10° y 15° C; temperatura cálida: oscila de 15° a 20° C.
    • Presta atención a las características particulares de tu planta y controla la temperatura acorde a ello.

    Macetas, tipos y tamaños

    • Cuida que tu maceta no sea muy grande ya que ello promoverá un exceso en la humedad de la tierra, y que no sea muy pequeño sino no podrá crecer correctamente.
    • Las macetas porosas (de barro) permiten una buena ventilación.
    • Las macetas no porosas (de plástico, cerámica) suelen mantener la humedad por mayores períodos de tiempo pero no permiten una buena ventilación.
    • Consigue una maceta con agujeros que garanticen un correcto drenaje del agua.
    • Si tu maceta no tiene los agujeros puede hacérselos tu mismo.

    ¿Cómo puedo mantener sana mi planta de interior?

    Ya vimos los cuidados básicos y los aspectos más importantes acerca del cuidado de las plantas que no necesitan luz. Ahora te diremos como mantener constante ese cuidado y la salud de tus plantas.

    • Poda las hojas que veas marchitas, ello promoverá a que la planta se torne radiante de nuevo.
    • Colócalas en un solo sitio de tu espacio. Lo mejor es evitar moverlas de un lugar a otro. De lo contrario podrían marchitarse.
    • Evita colocarlas sobre las mesas.
    • Escoge la maceta adecuada de manera que no empoce el agua.
    • Procura no colocarlas en lugares muy calientes (como la cocina, por ejemplo), ya que no resisten estas altas temperaturas y podrían morir.
    • Búscales un lugar donde no hayan corrientes de aire muy fuertes ya que esto podría secarlas.
    • Ten en mente siempre lo siguiente: si las puntas de las hojas de la planta se tornan negras, quiere decir que tienen agua de más; si las hojas se ven caídas significa que les falta humedad.
    • Las cosas que te recomendamos que les cambies a tus plantas que no necesitan luz son: el macetero (de acuerdo al crecimiento de la planta), y el sustrato que ha de ser rico en nutrientes y fertilizantes.
    • Mantén húmedas y sanas las hojas rociándolas de vez en cuando con un spray de agua.

    Beneficios de las plantas que no necesitan luz

    • Reducen los niveles de estrés.
    • Promueven un ambiente tranquilizante.
    • Atraen energías positivas a los espacios.
    • Mejoran la eficiencia de los trabajadores en los interiores de oficinas.
    • Absorben el polvo de los ambientes hasta en un 20%.
    • Captan y disminuyen los niveles en el ambiente de dióxido y nitrógeno que resultan dañinos para la salud.
    • Sirven de decorado para los interiores.
    • Significan un beneficio psicológico importante para la salud mental puesto que dan la sensación de bienestar.

    Top 5 de plantas que no necesitan luz: entérate

    Hemos seleccionado para ti un top 5 de plantas que no necesitan luz para que las conozcas y te atrevas a tener alguna en la comodidad de tu espacio interior

    1.- Orquídea: de las plantas que no necesitan luz más bonitas

    Las orquídeas son unas de las plantas que no necesitan luz más conocidas alrededor del mundo, y ello se debe a su belleza estética, a sus colores vibrantes, y a su uso más que todo como ornamento.

    Características

    • Se le puede encontrar en muchas partes del mundo, pero crece con mayor frecuencia y preferencia en las zonas del trópico, que son propicias para su buen desarrollo.
    • Las orquídeas son plantas muy bondadosas, se adaptan al ambiente en el que las coloques, siempre y cuando les garantices suficiente humedad y fertilización.
    • Existen múltiples tipos de orquídeas, lo que la convierte en una de las especies que tiene más variedades en el reino de las plantas. Es por ello que ha sido tan comercializada y se ha tornado costosa.

    Cultiva tu propia orquídea: aspectos importantes

    ¿Cuándo puedo sembrarla?

    • Algunos tipos de orquídeas, como las Dendrobium, Cymbidum y la Oncidum puedes cultivarlas en todo el año, pero debes protegerlas de temperaturas frías y/o del sol directo de los meses de verano.
    • Otras ameritan de temperaturas de 18° C durante la noche.
    • Igualmente es necesario que las mantengas con suficiente luz y cálidas.

    Luz y temperatura

    • Necesitan una buena ventilación para desarrollarse.
    • Evita que les dé el sol directo. Es mejor la luz indirecta para evitar que se quemen.
    • La temperatura adecuada para las orquídeas se encuentra entre los 18° y 23° C.
    • Proporciónales suficiente luz indirecta para que puedan brotarle flores.
    • Si tus hojas están verde oscuro, entonces está siendo bien iluminadas. Si están amarilla o rojas entonces están recibiendo demasiada luz.

    Tierra

    • Las orquídeas crecen es en suelos de piedra y árboles.
    • No les agrada mucho crecer desde tierras, de lo contrario terminan muriéndose.

    Riego

    • La cantidad de agua que le proporciones ha de ser siempre la misma, lo que puede variar es la frecuencia con que la riegues.
    • Asegúrales humedad pero sin ahogarlas.
    • En los meses de mayor calor riégala más frecuentemente. Que la tierra esté humeda.
    • Evita lugares muy ventilados y con mucha humedad ya que son propicios para la aparición de hongos.

    Plaga

    • Presta atención a las pulgas, pythium, arañas rojas, trips y rhizoctonia.

    2.- Cactus: las plantas que no necesitan luz no tienen nada que envidiarle

    El cactus es de las plantas que no necesitan sol más reconocidas a nivel mundial. Ha aparecido en infinidad de publicidades, películas, fotos, y a servido como predilecto de adorno de muchos interiores, hogares, jardines y demás.

    Carácterísticas

    • Pertenece a la variedad de las suculentas, específicamente a la familia de las llamadas cactáceas, la cual se conforma de una gran cantidad que contempla 170 géneros diferentes y 2000 especies conocidas.
    • Se le reconoce por las espinas que adornan su cuerpo verde grisáceo.
    • Dichas espinas le sirven al cactus como armadura protectora contra depredadores, lo protege de la luz solar y mantiene la temperatura controlada de la planta.
    • Es muy resistente y duradera.
    • Ello se debe a su capacidad para almacenar agua en los tallos, raíces y las hojas, es decir, en toda la planta.
    • Gracias a esto puede soportar sequías largas.
    • No requiere de muchos cuidados ni mantenimientos.

    Cultiva tu propio cactus: aspectos importantes

    ¿Cuándo puedo sembrarla?

    • Puedes sembrar tu cactus en cualquier momento del año.
    • Hazlo en climas áridos y cálidos.
    • Con semillas durante los últimos días de primavera.
    • También puede ser por esquejes durante los meses de primavera y verano.

    Luz y temperatura

    • Los cactus son el tipo de plantas que no necesitan luz que adoran las temperaturas altas, aunque lo más idóneo es que las coloques en una temperatura que oscile por los 21° C.
    • Evítale temperaturas menores a los 7° C.

    Tierra

    • Abona la tierra con componentes que tengan fósforo y potasio.

    Riego

    • Riégala de 1 a 2 veces por mes.
    • Mantén la tierra levemente húmeda.
    • Durante los meses de invierno el riego ha de ser mucho menos frecuente, puedes incluso dejar que la tierra se seque un poco y ahí es cuando puedes regarla.

    Plaga

    • Ten cuidado con las cochinillas, arañas, nematodos, escamas de cactus, y antracnosis.

    3.- Cola de burro: de las plantas que no necesitan luz más estética

    Perteneciente a las plantas que no necesitan luz, la cola de burro recibe el nombre científico de Sedum morganianum. Es una suculenta de la familia de las denominadas Crasuláceas.

    La cola de burro crece originalmente en las tierras mexicanas, las cuales presentan suelos cálidos y propicios para el crecimiento de esta planta.

    Características

    • Una de las peculiaridades que más resalta de la cola de burro es que sus hojas crecen de forma que se acomodan en una sucesión cilíndrica y muy vistosa.
    • Tiene un color verde pálido grisáceo, lo que le da un porte más bien elegante y estético.
    • La mayoría de las personas que poseen esta planta

      prefieren colocarla en cestas colgantes ya que tiene unos tallos largos que cuando se les deja en el aire, presentan una caída hermosa y atractiva, perfecta para decorar interiores.

    • No necesita de muchos cuidados.
    • Es bastante resistente y duradera.

    Cultiva tu propia cola de burro: aspectos importantes

    ¿Cómo puedo sembrarla?

    • Corta esquejes que luego habrás de clavar en tierra húmeda y abonada.
    • Siémbrala en los meses de primavera.

    Luz y temperatura

    • Es capaz de adaptarse muy a temperaturas altas.
    • Por ello le agradan las temperaturas calurosas.
    • Así mismo, puede soportar temperaturas menores, de 5° a 7° C.
    • Durante el invierno te recomendamos colocarla en una zona fresca, manteniendo sus hojas humedecidas.
    • La luz que has de proporcionarle tiene que ser indirecta.
    • Si no la expones a suficiente luz indirecta puede resecarse, palidecer y morir.

    Tierra

    • Abónala de 2 a 3 veces anualmente.
    • Cámbiale el sustrato por uno nuevo cada 2 o 3 veces al año también.
    • Procúrale a tu cola de burro una maceta con muy buen drenaje ya que sus raíces tienden a pudrirse rápido.

    Riego

    • Riega tu planta 1 vez en lapsos de 15 días tanto en los meses de primavera como de verano. Durante los meses restantes del año riégala únicamente una vez al mes.
    • Riega únicamente cuando la tierra esté seca.

    4.- Flor de la paz – Lirio de la paz: las plantas que no necesitan luz respiran paz a su lado

    La flor de la paz o lirio de paz es reconocida por su capacidad natural de adaptarse a la perfección a los cultivos que se llevan a cabo en los interiores, lo que la convierte en una planta muy buena para sobrevivir en ambientes cerrados y con luz indirecta del sol.

    Su nombre científico es el de Spathiphyllum, aunque también se le puede llegar a conocer como espatifilio. Se le puede ver crecer en las zonas tropicales de América, desde México hasta el sur de Brasil.

    Igualmente es capaz de desarrollarse en las islas pertenecientes al mar Caribe. En Europa también se pueden observar 3 de las especies de esta planta, y en ciertas regiones del Asia y el Pacífico.

    Características

    • Como dato curioso, se conoce de la existencia de 36 tipos de flor de la paz, y su nombre se debe a la

      simbología que representa: paz para el mundo, perdón al otro y pureza.

    • Mide hasta 1 metro de alto.
    • Sus hojas son verdes en forma de lanza que se abren hacia fuera.
    • Resulta exuberante y con una apariencia que da armonía.
    • Presenta una flor de color blanco que crece desde los tallos.
    • Su aroma es atrayente y delicado.

    Cultiva tu propia flor de la paz: aspectos importantes

    Luz y temperatura

    • Evita exponerlas a temperaturas por encima de los 24° C.
    • La temperatura es un factor muy importante para tu flor de paz ya que si las hojas no reciben una temperatura amena pueden comenzar a tornarse marrones y llegar a secarse completamente.
    • No la expongas a ningún tipo de corriente de aire.
    • Procura no someterla a cambios bruscos de temperatura.
    • Si bien es de las plantas que no necesita luz, puedes ponerla por unos minutos a que le dé la luz solar indirectamente.
    • Evita llevar a cabo este proceso durante los meses de verano.

    Tierra

    • Como todas las plantas que no necesitan luz, el lirio de paz exige que su tierra esté siempre húmeda.
    • Provéele humedad suficiente a tu planta durante los meses de verano.

    Riego

    • Rocía con agua las hojas.
    • La frecuencia del rocío la irás calculando de acuerdo a qué tan caluroso esté el ambiente donde la tengas.
    • La idea es mantenerla fresca.
    • Evita regarla de más o muy poco para que pueda florecer.
    • Si ves que tu planta se hunde un poco sobre la tierra, significa que necesita agua.
    • Riégala una vez por semana. Durante los meses de invierno puedes rociarla con menos frecuencia.

    Plaga

    • Es bastante resistente a las plagas.
    • Te recomendamos que cortes aquellas hojas que se vean enfermas o marchitas.
    • Se podría decir que es inmune a las plagas. Ello se pudiese deber a su cualidad que son venenosas.
    • Aunque debes prestar atención de que no le caigan pulgas, ácaros o cochinillas. Ello se puede controlar con la limpieza habitual de sus hojas.
    • Utiliza agua jabonosa de insecticida si llegase a caerle plagas.

    5.- Hortensias: ¡quién podría pensar que los arbustos también son plantas que no necesitan luz!

    Las hortensias pertenecen a las plantas que no necesitan luz que se pueden encontrar como arbustos hermosos y altos de hasta 1 metro, si bien existen otras variedades más grandes que pueden llegar a alcanzar hasta los 30 metros de alto.

    Proviene originalmente del continente asiático, sobre todo de los países de la China y Japón, luego es introducida en Europa en el año 1727. En la actualidad se ha expandido a lo largo de todo el mundo, especialmente en regiones de temperatura templada.

    Características

    • Posee un tronco leñoso y cilíndrico.
    • Puede llegar a alcanzar entre 1 y 2 metros de alto.
    • Tiene hojas verdes oscuras que se encuentran opuestas entre cada una. Son ovaladas y puntiagudas.
    • Presenta flores llamativas en la parte superior.
    • Las flores están dispuestas en montículos que esconde a la flor principal que es pequeña.
    • Las flores son de distintos colores, existiendo incluso algunas híbridas.

    Cultiva tu propia hortensia: aspectos importantes

    ¿Cuándo puedo sembrarla?

    • Siémbrala preferiblemente después de la época de invierno ya que no soportan muy bien temperaturas de menos de 12° C.
    • Los meses de primavera son los mejores, que es cuando el clima está templado.

    Luz y temperatura

    • Plántala en un lugar donde le dé la luz de forma moderada.
    • Colócala en la sombra donde no le den mucho los rayos del sol.
    • Los días más cálidos apresuran el proceso de floración.
    • Es una planta que le agrada el fresco, por lo que las temperaturas óptimas son aquellas que oscilan entre los 11° y 20° C.
    • Les encantan la humedad.

    Tierra

    • Los suelos franco-arcillosos son buenos para tu hortensia.
    • Evita tierras secas, o sino, mézcala con compost para que pueda absorber y mantener la humedad.

    Riego

    • La hortensia necesita agua y bastante humedad.
    • Procura mantener la tierra siempre húmeda pero no ahogada en agua.
    • Riega tu planta con el método del goteo.

    Siembra

    • Por esquejes de 10 cm de largo.

    Plaga

    • Son susceptibles a hongos, pulgas, cochinillas y arañas rojas.

    Como pudiste ver, las plantas que no necesitan luz son asombrosamente autosustentables en tanto también te encargues de ayudarla a desarrollarse correctamente teniendo siempre presente: luz, humedad y temperatura.

    Te invitamos a que te aventures en la experiencia de tener una de estas plantas que no necesitan luz en tus espacios favoritos para que puedas decorarlos, darles una vibra más positiva y relajante, y para que te deleites con su belleza asombrosa.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up