Top 5 De Plantas Sin Semillas Que Pueden Propagarse Y Más

Cuando se habla de propagación de plantas lo primero que se piensa es en el cultivo por medio de semillas, pero ese no es el único método de propagación ya que existe una gran variedad plantas sin semillas que se pueden reproducir fácilmente.

Son dos tipos básicos de plantas sin semillas que se pueden propagar y en este artículo te contaremos brevemente acerca de ellas y de sus características, además de un Top 5 de Plantas sin Semillas que puedes reproducir desde la comodidad de tu casa si gustas.

Índice()

    Plantas sin semillas: Descripción y características

    reproducción-asexual

    Las plantas que no poseen semillas son unas de las presentaciones vegetales más antiguas en la historia del planeta. Se conoce de su existencia desde inicios de la vida animal, y así como muchas aún siguen intactas a nivel mundial, muchas otras se han extinguido.

    Estas plantas sin semillas son muy bondadosas y se reproducen fácilmente; ello se debe a la capacidad autosustentable que presentan algunas de sus especies que les permiten producirse orgánica y fácilmente en muchos tipos de suelos y temperaturas.

    De manera que este tipo de plantas poseen múltiples características que las hacen únicas y paradójicamente muy comunes debido a que se pueden encontrar con facilidad.

    • Las plantas sin semillas no procrean flores, semillas o fruto alguno.
    • Pueden llegar a propagarse ampliamente debido a su sistema de re-producción que se debe también a la existencia de una cutícula que es impermeable, lo que las convierte en resistentes a cambios bruscos de temperatura y/o de clima.
    • Ameritan de ambientes que sean húmedos para prosperar con tranquilidad, pero ello no es impedimento para que puedan hacerlo de igual manera y que resistan a zonas secas y/o con insolación.
    • Ello las convierte en las más abundantes y comunes en zonas áridas.

    ¿Cómo se reproducen las plantas sin semillas?

    Las plantas que no contienen semillas son capaces de propagarse por medio de dos básicas maneras:

    • Reproducción sexual (por esporas): Las plantas sin semillas que se reproducen de esta manera se caracterizan por contener esporas en los sacos inferiores de las hojas de las plantas denominados esporangios.

    Las esporas se quedan almacenadas en los esporangios hasta que finalmente son fecundados, instante en el que se liberan por la acción de agentes externos como pueden ser el agua o el aire y se propagan y asientan en otros espacios.

    • Reproducción asexual (por fragmentación): Quizá el método más conocido y más empleado, se da cuando se desprende un pedazo o porción de la planta y es luego llevada a un nuevo espacio donde se fija y crece naturalmente.

    ¿Cómo puedo propagar una planta sin semillas?: Toma en cuenta los siguientes aspectos

    Ya que vimos los dos métodos básicos de propagación de las plantas sin semillas, es bueno que tengas en cuenta ciertos aspectos importantes que harán tu experiencia de cultivo y reproducción más sencilla.

    De esta forma para poder reproducir plantas sin la necesidad de sus semillas, tienes que prestar atención:

    • Si tus plantas sin semillas poseen rizomas, tubérculos o bulbos entonces es suficiente con que procedas tal como en la reproducción por fragmentación que mencionábamos más arriba.

    Toma la planta, divídela y colócala en una zona nueva donde sus raíces crecerán con el tiempo y originará una nueva planta.

    • Existen diversos tipos de injertos con cuña, escudete, púa con punta redondeada, o aproximación que siempre resultan eficazmente, más que todo aquellos que se realizan en patrones vigorosos.
    • Acodos aéreos o terrenales se dan mejor si se les proporciona un correcto enraizador en todas las partes de la planta (ramas, hojas, entre otras), son partes de las que podrás obtener otros ejemplares.

    Dale uso a tus plantas sin semillas y aprovéchalastejido-plantas-sin-semillas

    Comúnmente se conoce más acerca de los diferentes usos de las plantas que poseen semillas y que se propagan por medio de éstas, pero las plantas sin semillas, aunque no tan conocidas, también pueden ser utilizadas en diversidad de presentaciones.

    • Manualidades: Como se dijo en un principio del artículo, las plantas sin semillas tienen miles de años existiendo en el planeta, lo que las convierte en plantas milenarias y antiguas.

    Debido a esto, han sido muchas culturas que han hecho uso de estas plantas para manualidades, especialmente en ciertas zonas de Centro-América donde se utilizan las ramas de algunas especies para tejer canastas, sandalias, bolsos y sombreros.

    • Alimento: Existen ciertos tipos de plantas que pueden ser ingeridos y empleados en la cocina, tales como los helechos, por ejemplo. Es más común observar esta práctica en las zonas de África que son tropicales.
    • Condimentos: Así mismo, son varias las personas alrededor del mundo que han tomado la costumbre de implementar ciertas plantas sin semillas en sus comidas para condimentarlas y darles un sabor más exótico.
    • Adornos: Estas plantas destacan en ciertas zonas de Europa debido a su aspecto abundante y su fácil cuidado. De modo que es muy común verlas adornando diferentes espacios de casas y museos europeos.
    • Medicina: También se ha observado la eficacia de ciertas plantas sin semillas en el empleo medicinal, al ser preparado como infusión caliente, té, o también de manera tópica sobre lesiones superficiales de la piel.
    • Fertilizante: Las plantas sin semillas son conocidas en todo el continente asiático por la efectividad que significan para las tierras donde se cultiva trigo, arroz y soya.

    Las plantas que no poseen semillas contienen altos niveles de nutrientes que le proporcionan a las tierras de estos cultivos ya que absorben y transportan correctamente dichos nutrientes necesarios para el crecimiento de los alimentos.

    Plantas sin semillas que puedes reproducir fácilmente: un top 5

    Ahora que ya tienes un conocimiento más amplio sobre las plantas sin semillas, podemos proceder a nombrar e identificar al menos 5 tipos remarcables de plantas que no ameritan de semillas para propagarse.

    La información de base que planteamos en un principio tiene su importancia en el hecho de que al momento que decidas plantar y/o propagar algún tipo de planta que no contenga semilla, puedas saber cómo hacerlo e identificarlas de forma rápida.

    Es por ello que hemos seleccionado para este Top 5 de plantas sin semillas que pueden propagarse, y que si te atreves a reproducirlas en tu espacio propio, puedas hacerlo efectivamente.

    Banano

    El banano/a es una de las plantas sin semillas más populares y consumidas en todo el mundo. El árbol bananero crece alto y produce racimos de bananos concéntricos. Los más grandes pueden llegar a dar incluso 400 bananos.

    Proveniente de Asia, son los españoles los que explotan su potencial comercial en toda España durante la Edad Media. Posteriormente es llevado al continente americano donde, debido a las características de tierra y clima, el banano se propaga muy bien.

    Por otra parte, para poder sembrar tu propio bananero tienes que tomar en cuenta que amerita de grandes espacios para crecer y enraizar correctamente. Al menos 4 metros de separación entre cada árbol bananero es lo que necesita para reproducirse.

    Se conoce de 3 formas de propagación sin semillas, cada una más eficaz que la anterior:

    • Por esqueje: Siendo este el método más fácil, es necesario hacer agujeros grandes de un metro cuadrado con la tierra fértil y abonada ideal para tal fin donde puedas plantarlo y pueda propagarse tranquilamente.
    • Por rizoma: Cortando un pedazo del bulbo de la raíz (o también ubicando el rizoma), colócala en una tierra nueva, enterrada por completo. Riégala y mírala crecer.
    • Por sistema de retoño: Los retoños se originan en la base de la planta madre. Lo ideal es extraer los de menor tamaño y plantarlo en una tierra nueva y abonada. Evita utilizar aquellos retoños que tengan hojas ya formadas.

    Tronco de Brasil

    También conocida como “palo de agua”, es denominado científicamente como Dracaena Fragrans. Es un arbusto que crece originalmente en climas tropicales, y se le conoce sobre todo por sus hojas llamativas de un metro de largo.

    Gracias a ello es utilizada con bastante frecuencia para la decoración de interiores y exteriores y en la jardinería. Crece lentamente y a medida que lo hace va formando hojas en forma de rosetas que se van desprendiendo a medida que vas saliendo otras nuevas.

    Liberan una fragancia bastante llamativa que se ha comprobado ser beneficiosa para purificar y limpiar el aire de ciertas sustancias de origen químico que pueden resultar dañinas, lo que la convierte en una de las plantas sin semillas más útiles para la salud.

    Reproducción

    Si posees un Tronco de Brasil y deseas reproducirlo te recomendamos que optes por el método de la propagación por esquejes, donde lo que tendrás que hacer es cortar un trozo pequeño de la rama joven.

    Luego habrás de plantar esa rama pequeña en otro espacio nuevo donde comenzará a echar raíces y se tornará en otra planta. Aquí recalcamos la importancia de que elijas una rama verde y joven.

    También puedes optar tomar la rama que recién cortaste y poner la parte de debajo de la misma en agua abonada con proteína del tipo enraizante, lo que aumentará sus capacidades de enraizar.

    Cuidados

    • Proporciónale suficiente luz natural.
    • Evita exponerla en lugares con corrientes de aire.
    • Riégala únicamente cuando veas que la tierra está seca.
    • Garantízale temperaturas cálidas.
    • Como es de la familia de las plantas sin semillas que crecen lentamente, puedes trasplantarla cada 2 o 3 años.

    Aloe vera

    sabila-planta-sin-semilla

    El aloe vera es una de las plantas sin semillas más conocidas por la población mundial, y no se debe únicamente a su aspecto y por pertenecer a la familia de las suculentas, sino también por la gran cantidad de propiedades beneficiosas que ofrece.

    Esta planta tiene diversos usos medicinales que son buenos para la salud, tales como la hidratación de la piel, para curar heridas cutáneas, en su uso depurativo, hasta en la ingesta directa en comidas o bebidas.

    El aloe vera es una planta tan bondadosa que no sólo puede reproducirse con la necesidad de semillas, sino que también se puede propagar sin ameritar de su uso. Sin embargo en el artículo nos enfocaremos en los métodos donde ésta no se utiliza.

    • Por medio de esquejes de las hojas: En esta oportunidad habrás de buscar los esquejes de hoja ubicados en las hojas inferiores de la planta de aloe vera, las que se encuentran más abajo, arrancándolas de manera que se suelten de la base.

    Comenzará entonces a segregar líquido del aloe. Tendrás que esperar a que la fisura se cierre por completo y luego la colocarás en una nueva tierra lo suficientemente húmeda y permeable.

    • Por medio de esquejes del tallo: Para hacer los esquejes partiendo del tallo del aloe vera tendrás que hacer un corte en el tallo de la planta. De ésta comenzará a brotar gel del aloe por lo que deberás esperar a que se seque y se cierre.

    Observarás que se crea una costra en la parte de la base del tallo, y es en ese momento en que podrás proceder a meterla en una nueva y ligera tierra para que empiecen a crecer las raíces y por ende tu planta de aloe.

    Sansevieria trifasciata

    lengua-plantas-sin-semillas

    La Sansevieria trifasciata o comúnmente conocida como lengua de suegra se caracteriza por pertenecer a las plantas sin semillas de las suculentas (tal como el aloe). Se caracteriza por crecer en abundancia en las regiones del trópico o zonas cálidas.

    Debido a esta particularidad principal de la planta, puede crecer y propagarse con bastante facilidad si se le proporciona la tierra y la temperatura adecuada para su crecimiento.

    Existen 3 formas de reproducción de la Sansevieria trifasciata, a saber:

    Por división de rizoma

    Existen diferentes tipos de plantas sin semillas que poseen un rizoma en su parte inferior a partir de la cual crecen, como es el caso de la Sansevieria trifasciata. Pero te preguntarás ¿qué es un rizoma?

    Un rizoma es el tallo que se encuentra subterráneo. Es tuberculoso debido a que su finalidad es la de captar y mantener los nutrientes reservados. A medida que va creciendo va emitiendo nuevas raíces y brotes horizontalmente.

    Ahora bien, entendiendo entonces lo que es un rizoma, vamos a ver cómo se lleva a cabo el proceso de propagación:

    • ¿Dónde está el rizoma? Identifícalo: Habrás de desenterrar la base de la planta e identificar el rizoma de acuerdo a las características de las que te hablábamos más arriba.

    Una vez localizado, busca las hojas del rizoma que puedas separar, intentando de atinar con aquellas que ya tengan sus raíces propias.

    • Cortar el rizoma: Toma un cuchillo o herramienta para cortar que haya sido desinfectado y corta el rizoma, procurando separar las hojas de la planta con una de las raíces.
    • Deja que el rizoma cicatrice: Mantente al tanto de este proceso ya que el rizoma que acabas de cortar pudiese pudrirse o le pudiesen caer hongos.
    • Planta tu rizoma: Una vez cicatrizado ya podrás plantarlo en una tierra fértil, intentando que el rizoma quede enterrado por completo.

    Por el método del esqueje de hojas

    corte-lengua-plantas

    Este método de propagación lo que busca es que la planta se reproduzca en mayor cantidad y mucho más rápido, ideal para obtener más plantas sin semillas para tu uso.

    • Selecciona la hoja: Busca una que sea de buen tamaño.
    • Sepárala: Una vez ubicada la hoja de tu planta madre, corta con un utensilio destinado para esto y ya desinfectado lo más cercano a la base de la Sansevieria que puedas.
    • Divide tu hoja en más partes: Corta horizontalmente cada 10 cm aproximadamente teniendo siempre en mente la forma original de la hoja.
    • Déjala cicatrizar: Coloca las divisiones de la hoja que hiciste en algo absorbente, como una toalla, papel absorbente u otro. Allí comenzará el proceso de cicatrización por sí solo.
    • Plántala y riégala: Inserta tus hojas divididas ya cicatrizadas en una maceta con tierra abonada. No las entierres demasiado, solo unos pocos centímetros de manera que pueda mantenerse verticalmente.

    Colócala en un lugar donde reciba luz natural indirecta y riégala con regularidad para mantenerla sana.

    Por el método en agua

    La reproducción por el método del agua es semejante al que se usa para la propagación de muchas otras plantas sin semillas. Deberás seguir los mismos pasos del método previo, es decir, escoger la hoja, separarla, dividirla y dejarla cicatrizar.

    El método del agua lo que hace es apresurar el proceso de enraizamiento de tu Sansevieria y la mantiene más húmeda.

    De manera que, luego del proceso de cicatrización, lo que tendrías que hacer sería lo siguiente:

    • Coloca los esquejes en un recipiente transparente en posición vertical.
    • Pon agua, unos 2 o 3 cm por encima de la base del recipiente.
    • Pon atención a que los esquejes se encuentren siempre en contacto y a cambiar regularmente el agua cada que sea necesario.
    • Cuando ya veas que están naciendo las raíces, pásalas a una maceta con tierra abonada y fértil.

    Piña

    piña-cultivo

    Característica de las plantas sin semillas, la piña es del tipo de las hierbas que posee un tallo repleto de hojas desde las que crece la fruta. Su nombre científico es el de Anana, pero los americanos la apodaron “piña” por su parecido con los pinos.

    En líneas generales, es una planta muy resistente que crece en zonas húmedas y que se propaga normalmente por medio de su corona que nace en la parte del ápice de la piña.

    También se puede propagar por medio de los retoños que nacen de la parte inferior de la planta, caso en el que habría de dejarse de 2 a 3 días sin tocar para que pueda cicatrizar.

    De esta forma, te presentamos los 3 tipos diferentes de hijuelos a través de los cuales puedes propagar una piña por tu propia cuenta:

    • Corona: Se encuentran en la parte superior de la fruta. El método de propagación por corona es lento pero constante y uniforme. Se obtiene cortando la parte de la corona y plantándola en una tierra nueva y fértil.
    • Clavo: Son hijuelos que se producen en las yemas axilares que se encuentran en las axilas de la hoja de la planta.
    • Gallo: Se desarrollan desde la parte denominada “yema axilar” que se ubica en la base de la piña donde culmina su pedúnculo.

    En este artículo pudimos observar todo sobre información básica y necesaria para tener en mente al momento de empezar el proceso de propagación de plantas sin semillas y la importancia de reproducirlas.

    Vimos que no es un proceso tan complicado que puedes hacer tú mismo en casa, y además te presentamos un Top 5 de Plantas sin Semillas que pueden propagarse. Utiliza la información de este artículo y propaga fácilmente tu propia planta sin semilla.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up